jueves, 17 de junio de 2010

lunes, 3 de mayo de 2010

I Want to Hold your hand

domingo, 2 de mayo de 2010

naina=iluminar

vakna=despierto

eldunarí=el corazón de corazones

lunes, 26 de abril de 2010

"The Last Song"


Ayer no dormí. No, nisiquiera un minuto. Leí "The last song" de Nicholas Sparks. No es que el libro me interesara pero era algo que tenía pendiente.

La verdad, me sorprendió gratamente. Pensé que iba a ser el típico libro que una lee en la playa, junto al mar, donde todo va a pedir de rosas y el final es el que te ves venir durante todo el libro. Pero no. Me descubrí experimentando amor, bronca, tristeza, alegría; y cuando un libro te hace sentir eso uno tiene que decir: "Pará, esto está piola", hay que ser sinceros.



Cuando su madre la obliga a pasar las vacaciones con su padre en un pueblo de Carolina del Norte, Ronnie Miller, una adolescente de diecisiete años, no puede imainarse una tortura peor. Hace tres años que sus padres se separaron, pero ella nunca lo superó.

Su padre, un concertista y profesor de piano, vive alejado de todo en una casita cerca de la playa, donde Ronnie y su hermano pequeño irán a pasar las vacaciones. En este entorno idílico, Ronnie descubrirá la importancia de los diferentes tipos de amor que pueden poblar la vida de una persona: el existe entre padres e hijos, el amor por la música y el más importante para ella, el primer amor por un chico.


Sí, lo sé, parece cursi, pero de verdad vale la pena leerlo, sólo ahí pudes sacer tus propias concluciones. No es el típico amor de verano, los típicos problemas familiares ni tampoco los mismos problemas que pueden preocupar a una adolescente normal. Pero te pueden pasar a vos y a cualquiera, cuando menos te lo esperes. Puede ayudarte a reeplantearte un tema, viéndolo de otra forma.

Lo bueno que tiene es que cuenta, todo en tercera persona, los diferentes puntos de cada personaje, les dedica tiempo a cada uno de ellos. Hasta que terminás conociéndolos perfectamente.

Pensé que se merecía un espacio acá, como muchos otros libros. Por ahí alguno te interesa. Ya verémos.





Besos, Scarlett.

lunes, 19 de abril de 2010

Recordando lo pasado

sábado, 10 de abril de 2010

jueves, 8 de abril de 2010

miércoles, 7 de abril de 2010

Aclaración

La historia de los BLACK NO ES MÍA, los creo JK ROWLING Y LO ESCRIBIO UNA CHICA QUE NI IDEA QUIEN SERÁ. Eso, para que no haya confuciones.

Larga vida a los Black

Sirius Black I
El invierno de 1845 una bruja dio a luz a Sirius Black I. En la lápida que su hijo nunca llegó a tener, ella quiso escribir "¿Para qué naciste si ibas a vivir tan poco?".
Aferrada a sus otros hijos, ella vio a su marido quemar su casa con el cuerpo inerte de primogénito de ocho años dentro. Las llamas, que en la tiznada noche se vieron a kilómetros de distancia, lamieron más que piedra, carne y sangre.
La epidemia no costó más magos, pero igualmente el precio fue demasiado alto. "¿Para qué naciste si ibas a morir tan pronto?".
Phineas Nigellus Black
Phineas construyó un imperio, se casó con Úrsula Flint y tuvieron cinco hijos. Llamó a su primogénito "Sirius", por el hermano que no recordaba haber conocido.
Todo lo que Phineas se propuso, lo alcanzó. Triunfó en política, se hizo con el puesto de director de Hogwarts, se aseguró de que su legado se perpetuara como debía ser. Fue respetado, criticado, sí, pero también temido.
Pero hubo dos cosas que jamás consiguió: enderezar a su segundo hijo y no dejarse manipular por las mujeres de su familia.
Como mago, Phineas lo consiguió todo, como padre y como hombre, dejó qué desear.
Elladora Black
Fuerte, con carácter, una mujer con pantalones en un mundo donde las mujeres solo escondían el rostro tras un abanico y reían. Elladora no era como las otras "ellas"; ella era una bruja, Ella era una Black. Se hizo respetar a fuerza de varita e instauró la sana costumbre de decapitar a los elfos cuando estaban viejos para cargar bandejas.
Nunca se casó, fue siempre la "Tía Ella" que manejó los hilos que sostenían a Phineas. Fue quien, de adolescente, se metía en la cama de su hermana pequeña por las noches, para contarle cuentos de terror y hacerlos realidad.
Isla Black
Su nombre aparece tachado, proscrita como las cosas que Elladora le hacía cuando se metía en su cama por las noches. Isla creció bajo el yugo de su hermana mayor, bajo el experimento de crear la incestuosa tradición que seguiría a los Black.
Le gustaba el piano y utilizar los vestidos costosos que le compraba Phineas. Le gustaba escaparse del mundo mágico para pasearse por las calles muggles, donde era libre, donde Elladora no la utilizaba para instaurar otra tradición familiar.
Cuando un muggle le propuso matrimonio, encontró la forma de desertar de todo lo que significaba ser Isla Black.
Sirius Black II
Sirius II vivió hasta los 75 años. A los 23, se casó con una bruja sangre pura que conoció el mismo día de la boda.
Se casó durante el cambio de siglo, la misma noche que el siglo XIX daba su último respiro.
Cuando Sirius oyó hablar de Hester Gamp, su futura esposa, sintió el tiempo detenerse. ¿Cómo sería ella? ¿Sería hermosa? Le habían dicho que lo era. ¿Se llevarían bien? ¿Cómo se sentiría su magia al enlazarse con la suya?
El reloj marcó las doce justo al unir sus manos. Nunca la palabra "magia" significó tanto para un Black.
Phineas Black II
Phineas había heredado de su padre el nombre y la sangre, nada más. Quizás también el carácter y las ganas de levantar la voz sin escuchar. Le gustaba beber y pasar la noche con prostitutas, entre las cuales no discriminaba si eran brujas o muggles.
Su hermano mayor, Sirius II, era el Black perfecto: siempre haciendo todo correctamente, feliz de complacer, y Phineas, tenía que contrastar; era el rebelde de su generación. Odiaba comportarse, seguir las órdenes y trabajar.
Fue tachado del árbol por "apoyar los derechos de los muggles", pero Úrsula, su madre, bien pudo haberlo tachado por cabrón.
Cygnus Black
Cygnus vivió atrapado entre sus dos hermanos mayores: El correcto Sirius II y el insoportable Phineas Junior. Tanto Sirius como Phineas llevaban nombres familiares, y Cygnus secretamente vivió pensando que las segundas partes nunca eran buenas.
Se casó con una Bulstrode y tuvo cuatro hijos (uno más que su hermano Sirius II). Conoció la muerte de la misma Violetta Bulstrode, quien un día, y tras agarrarlo en la cama con otra mujer, lo despellejó de la cintura para abajo.
En su epitafio figuraría la singular frase de "Llegamos llorando al mundo, llorando nos vamos". Violetta nunca conseguiría casarse de nuevo.
Belvina Black
Belvina Burke —antes Black—, los rumores dicen que su hermano Phineas II fue quien le escogió el nombre. Belvina no llevó el nombre de una constelación como todos en su familia, su nombre estaba en latín.
Belvina, o "precioso vino", solía presentarse como "Bel" a secas.
Su cabello, aún de bebé, lucía los reflejos rojizos del vino tinto, y su mirada siempre era fría y distante. Bel se limitó a tener hijos, criarlos, ir a tomar el té en sociedad y controlar a su marido. Bordaba para pasar el tiempo y se le olvidó llorar en los funerales familiares.
Arcturus Black I
Arcturus se aprovechó de la época de la gran depresión. Hizo buenos negocios cuando todo el mundo iba de pique y perdió lo ganado porque su esposa insistió en que debía reinvertir.
Con la bolsa de valores, desgraciadamente, hacer magia era más difícil de lo que parecía.
Arcturus usaba bigote, charlaba sobre economía y decía que las mujeres como Lysandra Yaxley, su esposa, eran la desgracia de los magos. Que las mujeres eran una desgracia en general.
Arcturus no traspasó su apellido a nadie, tuvo dos hijas mujeres de nombres Callidora y Charis, con las que nunca logró negociar nada.
Arcturus Black II
De los hijos de Sirius II, Arcturus fue el mayor. Él era el representante de la parte centrada de la familia; sus otros tíos no había tenido hijos o habían engendrado puros desastres.
Lo llamaban Arcturus "el centrado" o "el aburrido". Solía mostrarle a Reggie A. Black —su nieto favorito— su Orden de Merlín y contarle historias de terror cuando era niño. Le recordaba a su propio hijo.
Fue traumático para el viejo Arcturus enterarse del asesinato de su hijo Orión, pero el de su nieto preferido fue la patada más dolorosa que la vida acertó en sus viejas pelotas.
Lycoris Black
Lycoris siguió la tradición de su vieja Tía Elladora y nunca se casó. No tuvo hijos, pero eso no la mortificó.
Su amor estaba con el apellido familiar y sus propios secretos. Lycoris parecía todo lo que no era; al lado de sus hermanos parecía una santa —al lado de su hermano Regulus parecía más que eso—, pero ella ocultaba mucho.
Con sus amantes era una sádica; se presentaba con la vestimenta blanca irreprochable y el alma muy negra. Le gustaba la forma en la cual sus guantes de seda blanca, hechizados para permanecer inmaculados, contrastaban con la sangre.
Regulus Black
Regulus siempre prefirió el sexo al matrimonio y los culos a las mujeres.
Pidió expresamente que en el mausoleo familiar se pusiera un cartelito sobre su féretro que dijera "Regulus Black. Mientras caminó entre nosotros trató de abarcar todo lo que pudo, los hombres extrañaremos sus mamadas". Obviamente, su pedido fue desatendido.
La única tradición familiar que cumplió al pie de la letra, fue la del incesto. Pollux —su querido primito— puede dar fe ciega de ello.
Jamás renegó de ser un orgulloso Black y su humor negro fue muy acorde con ese apellido.
Murió como vivió: bien jodido.
Pollux Black
Pollux siempre fue inexplicablemente callado, como si acarreara un trauma desde la infancia. Nunca nadie preguntó, nunca a nadie le importó. Él tampoco tenía intenciones de hablar de ello.
Su esposa, Irma Crabbe, bromeaba diciendo que su esposo solo sonreía para los cumpleaños y hablaba para los funerales. Pollux educó a su hija mayor, Walburga, tan bien para que fuera una Black, que ella se casó con su primo Orión para conservar el apellido.
El día de la boda de su hija, Pollux pensó que la historia se repetía dos veces; la primera como tragedia y la segunda como comedia.
Cassiopeia Black
Cassiopeia fue seducida por su prima Lycoris hacia el incesto y el masoquismo.
Cassiopeia, Cassy. Le gustaba saberse poderosa, pero completamente desamparada, bajo las caricias de su prima. Cuando su prima no estaba para lastimarla, lo hacía ella misma: lacerando la piel de sus muslos con su varita, pasando días sin comer, hasta que el hambre la hacía delirar, hasta que Lycoris iba a buscarla como si de una muñeca abandonada se tratara.
Sobrevivió veintisiete años a la muerte de su prima, demostrando así, que la parte más fuerte puede ser la más débil. Disfrutando cada día de agónico dolor.
Marius Black
De todos los tachados del árbol genealógico, Marius fue el que más mérito hizo. El mundo mágico le era completamente ajeno, una tortura constante.
Jamás pudo complacer a su madre Violette ni a su padre Cygnus, jamás pudo llenar ni la más baja expectativa familiar.
Marius jamás consiguió hacer magia. Nació maldito y murió disculpándose; nació squid y su misma madre lo ahogó con una almohada a los siete años tras intentarlo todo, todo porque hiciera aunque sean chispas con la varita.
Su cuerpo fue tirado al río y jamás se habló de él.
Sin magia nació, sin magia murió.
Dorea Black
Dorea simpatizaba con los muggles, pero no era una revolucionaria; no tenía ganas de pelar con su familia. Ella se casó con un sangre pura —con Charlus Potter, para más señas— y tuvo un hijo que fue a Gryffindor.
Los Black nunca pudieron retrucarle nada, hasta que adoptó a Sirius Black III como hijo propio. Ese día, Dorea —quien siempre optó por la diplomacia—, tomó bando por primera vez.
El Señor Tenebroso pidió su cabeza varios años después y la obtuvo, no sin pelear. Fue la primera sangre pura que Lucius Malfoy debió matar en nombre de su señor.
Callidora Black
El padre de Callidora era un economista aburrido y ella solía burlarse de su bigote en cuchicheos con su hermana. Siempre fue despreocupada, y su marido, Harfang Longbottom, aprendió a quererla así.
Harfang se casó por amor, porque Callidora era hermosa y distante, como una diosa de la inmortal mitología. Callidora se casó por comodidad, porque Harfang era cercano y accesible, porque tenía dinero y, como con su padre, sólo tenía que sonreírle para obtener lo que deseaba.
Cuando la guerra hizo que el apellido familiar muriera, ella miró para otro lado como si no tuviera que ver con ella.
Cedrella Black
La rivalidad de todos los sangres pura con los Weasley era tan legendaria, que Cedrella fue tachada del árbol solo por casarse con Séptimus Weasley.
No era para menos: los Weasley era una familia de derrochadores que tenían hijos que no podían mantener y que vivían siempre al borde de la miseria.
Cedrella sabía tocar un instrumento, sabía de poesía, de protocolo, su educación había sido la más costosa y Séptimus era un don nadie con moscas en el bolsillo, manos grandes, cabello pelirrojo y sonrisa bonachona.
Su padre, el ambicioso Arcturus, siempre dijo que las mujeres eran una desgracia.
Charis Black
Charis, la tercera hija de Arcturus —segunda, si fingimos que Cedrella nunca existió— parecía un tiro al aire. Era la mezcla perfecta de sus dos hermanas mayores: no llegaba a ser tan banal como Callidora, pero tampoco era tan estúpida como para casarse por amor como Cedrella.
Aprendió de su padre el arte de manejar dinero y lo aprendió bien, aunque jamás lo demostró. Casada con Caspar Crouch, hizo del organizar fiestas de sociedad, su misión de vida
Se dio el lujo de recibir, cada Navidad, al Primer Ministro y otros funcionarios. Ella impulsó la carrera política de su primogénito.
Lucretia Black
Dulce como la miel, tierna como una fruta madura y estéril como las primeras uvas de una parra.
Lucretia jamás pudo tener hijos.
Ella usó y abusó de la magia —negra, blanca, roja— intentando quedar embarazada. Probó con todo, lloró y maldijo… y finalmente se hizo a la idea de que nunca sería madre.
Ella, que había cuidado de Orión —su hermano pequeño— como si fuera su propio hijo. Ella, que había pasado su infancia bordando ropita de bebé, ¿justamente ella, que hubiera sido una buena madre, no podía serlo?
Odiaba a Walburga y a sus dos pequeños Black. Injusticia.
Orión Black
Orión era callado; cuando su prima Walburga le dijo "Tú y yo nos casaremos", no opuso resistencia.
La peor decisión de su vida fue tomar la Marca Tenebrosa, ésta no lo dejaba dormir, le causaba eternas pesadillas, nunca lo dijo; siempre se guardó todo para él y se limitó a aumentar las protecciones de su propia casa hasta el infinito.
Nunca fue fuerte, siempre dejaba a su esposa hacer las cosas, y si no le dedicaba tiempo a sus hijos, era por sincero desinterés. Pero por Walburga sentía un genuino cariño, lamentó mucho morir y dejarla sola. Lamentó mucho morir.
Walburga Black
Una mujer compleja, alguna vez fue joven y hermosa. Vivaz, disfrutaba de ser mimada por su hermano y su primo, con quien finalmente se casó.
El ser madre la terminó por consumir: Sirius era un desastre del que odiaba hablar, y Regulus desapareció una noche para aparecer como muerto en el tapete familiar a la mañana siguiente. Su hermano, con quien fue increíblemente cercana, falleció el mismo año que Regulus y su marido.
1979, el año que los Black murieron.
Walburga se encontró teniendo mucha gente querida a quien enterrar, se encontró sola en el panteón familiar, rodeada de muertos.
Alphard Black
Alphy era una oveja negra orgullosa y pendenciera. Fue tachado por sustentar económicamente la fuga de Sirius a casa de los Potter.
El día del funeral de su hermano pequeño Cygnus, Alphard no asistió. Sabía que no sería bien recibido —aunque Walburga estuviera sola, desamparada y necesitando de cualquier compañía— él no iría. Por más ganas que tuviera de ver a su sádica hermana en tan lamentable estado.
Diablos, Alphard hasta hubiera pagado por ver a Walburga así de derrumbada. Lo lamentaba por Cygnus y por Regulus que murió tan joven, pero la bruja de su hermana mayor merecía sufrir.
Cygnus Black
Si alguien le hubiera explicado a Cygnus cómo realizar un hechizo anticonceptivo a tiempo, quizás Bellatrix no hubiera nacido.
Cygnus fue obligado a casarse con su primera novia, Druella Rosier. No era el problema con quién se casaba, sino la edad. A los trece años podía pensar en varias cosas que quería hacer antes que casarse.
Quería meterse en política… quería hacer muchísimas cosas que el escándalo truncó. Por desgracia, tampoco tuvo hijos varones en quienes proyectar sus frustraciones; así que cuando su hermana Walburga lo nombró padrino de su hijo Regulus Arcturus, Cygnus supo que acababa de sacarse la lotería.
Sirius Black III
"¡Gryffindor!" Gritó el sombrero seleccionador al ser colocado sobre la cabeza de Sirius.
Sirius Black fue tachado por escaparse, por pintar su negra alma de rojo y dorado con acuarelas, por descarado, rebelde y amante de muggles… fue tachado porque hizo méritos para serlo.
Igualmente, aunque durante su vida dijo renegar de su familia, aceptó el dinero de su padrino y se fue a vivir con los Potter, con quienes estaba emparentado.
Sirius dijo mucho, amó, odió y lloró. Hizo las cosas bien y las hizo mal. Fue un juramento de malas intenciones, una mentira bonita y una verdad dolorosa.
Regulus Arcturus Black
Regulus tragó saliva cuando vio a su hermano abandonar la casa familiar, sabiendo que ahora le tocaba a él ocupar su lugar de primogénito. Sentado en la oscuridad de la escalera, se quedó mirando la puerta cerrada por horas.
Tenía quince años el día en que el peso del mundo descendió sobre sus hombros, dieciséis al recibir la Marca Tenebrosa y estaba por cumplir los dieciocho al morir.
Murió porque no soportaba que los Black fueran peones de un mestizo, murió porque no iba a permitirle a alguien mandar sobre los suyos, y murió... murió para escapar de la soledad.
Bellatrix Black
No es que le gustara matar y torturar porque sí como a Lycoris Black, le gustaba matar por alguien, por una idea. La atraía el color de la sangre, así como el rojo de los ojos de su señor.
Ella buscó un lugar de pertenencia, como lo hizo la masoquista de Cassiopeia en su momento, y lo encontró. El placer estaba en dejarse seducir, controlar.
Azkaban la consumió como lo hizo la soledad con Walburga, y la locura hizo mella en su psiquis hasta volverla tan peligrosa como la fallecida Tía Ella.
Bellatrix nunca fue un comienzo, fue una síntesis.
Narcissa Black
Desde su matrimonio, ella se presentó como "Narcissa Malfoy". Con la guerra pérdida y su hermana Bellatrix en Azkaban, esto le jugó a favor a la hora de moverse en sociedad. Lucius también llevaba la marca, pero eso no significaba nada sin el uniforme carcelario.
Ella se dedicó a ser una observadora hasta que su hijo peligró. Hubiera sido capaz de enfrentarse al mundo por el bienestar de su sangre, de su familia. Mintió, mató y hubiera muerto, por la seguridad de su hijo.
Algunos dirían que defendió a los suyos como una leona, pero lo hizo como una Black.
Andrómeda Black
Minutos después de su llegada, cuando desapareció del cementerio yendo a cuidar de su nieto, las palabras de Andrómeda quedaron flotando en el aire por horas y horas.
"¿Hablas todavía de pureza, hermana? ¿Cuando tus principios están proscriptos, tu sangre es vino para los gusanos y tu muerte ha sido tan en vano como toda tu existencia?".
En el silencio del cementerio, la fría lápida de Bellatrix Lestrange fue la representación final de toda una existencia consagrada a un ideal caído. De todos los Black muertos, sólo habían quedado un árbol genealógico abandonado y un lema que resultaba irónico. Nada sería por siempre puro, nunca más.
"Vengo a contarte, que mi nieto —por cuyas venas circula sangre Black, muggle, de metamórfogo y de licántropo—, está vivo y tiene un brillante futuro por delante. Mi sueño de un mundo feliz para Teddy será tu eterna pesadilla y la de todos los prejuiciosos que estuvieron antes de ti".
Fue Andrómeda, la traidora a la sangre, la abuela de un niño tan impuro como nunca antes había nacido ninguno, quien tuvo la palabra de cierre para una genealogía marcada por la oscuridad y el incesto.
"Larga vida a los Black, mis cojones"

martes, 6 de abril de 2010

Chandelle

Gracias. Gracias por estar ahí. No, no es una maldita carta de quince donde SIEMPRE ponen lo mismo. Sos la única persona que puede sacarme una sonrisa (no falsa) cuando estoy triste, aunque a veces no se me note. Si me ves que te miro con cara de WTF? es que estoy pensando: ¿por qué no se me ocurrió eso?; te quiero demasiado (lesbilesbi no, eh?). Es que sos mi chanchi y con la única que puedo ver Dexter sin que me miren con cara de "esta se quedó en el tiempo mal!". Pero bue, ¿Nos divertimos o no? Eso es más de lo que se puede decir de muchas personas. Yo tengo la suerte de tenerte y vos me tenés a mí (espero que lo también lo consideres suerte). Nada sos de mi familia Flitwick y te amo ♥ más que a nadie... aunque lo diga muchas veces.

^^

Nada acá, con sueño. Un poco traumada porque me mentalicé con Heidi y al final no soy Heidi (tengo problemas de personalidad)... Me gusta goxila ♥ , ya sé si no sos la persona que yo pienso no vas a entender nada, pero si sí sos esto va para vos ♥ ♥

viernes, 2 de abril de 2010

blablabla

Ponyo



Ayer vi esta película y ME ENCANTÓ! es hermosa. La historia de un niño que se encuentra con una niña pez que quiere ser humana. Habla del amor y como todo puede realizarse con un poco de magia (la amé)

miércoles, 31 de marzo de 2010

SI TUVIERA UN MILLÓN DE AMIGOS Y LE PIDIERA A CADA UNO UNA MONEDA, PODRÍA SER MILLONARIO. SI TUVIERA 500 MIL AMIGOS, LES PEDIRÍA TOMARNOS DE LAS MANOS PARA UNIR AL PAIS. SI TUVIERA 200 MIL AMIGOS FUNDARÍA UNA CIUDAD DONDE TODO EL MUNDO SE SALUDARÍA CON UNA SONRISA. SI TUVIERA 25 MIL AMIGOS LA EMPRESA DE TELÉFONO ME CORTARÍA LA LÍNEA CADA VEZ QUE CUMPLIERA AÑOS. SI TUVIERA 6 MIL AMIGOS ME GUSTARÍA SER PADRINO DE 6 MIL NIÑOS.. SI TUVIERA MIL AMIGOS TENDRIA DOS MIL MANOS PARA MÍ SÓLO. SI TUVIERA 365 AMIGOS PASARÍA CADA DÍA DEL AÑO CON UNO DE ELLOS. SI TUVIERA 100 AMIGOS TENDRÍA 100 CONSEJOS. SI TUVIERA 4 AMIGOS TENDRIA ASEGURADOS LAS 4 MANOS QUE CARGARÍAN MI ATAÚD. SI TUVIERA 2 AMIGOS SERÍA 2 VECES MÁS FELIZ. PERO SI TUVIERA UN SÓLO AMIGO (Y LO TENGO) NO NECESITARÍA TENER MÁS. HAY QUIENES QUIEREN TENER UN MILLON DE AMIGOS, CUANDO TÚ SÓLO VALES MILLONES. POR ESO TE QUIERO Y TE CUIDO.

3 de octubre de 1811 (creo)

Pregúntale a Robert Pattinson

1. Preguntale si cree que Edward Cullen es sexy.
2. Acúsalo de baja-autoestima aunque el diga que no.
3. Pídele que te muerda…otra vez.
4. Pregúntale porqué no le gustan los niños.
5. Llora cuando trate de explicarte.
6. Pregúntale si cree que Kristen Stewart es sexy.
7.Pregúntale si es Team Jacob o Team Edward.
8. Pregúntale si necesita salir del closet…solo porque sí.
9. Pregúntale si cree que los vampiros y hombres lobo (ó criaturas que cambian de forma) son reales.
10.Quema sus almohadas.
11. Dile que no dormirá si te grita.
12. Pregúntale cómo va su video de "Cabello Pornográfico".
13. Pon cara de ofendida cuando se ría.
14. ¡Corre detrás de el y pasa tus dedos por su increíble cabello Spunk Ransom!
15. Regálale un brillante Volvo plateado por su cumpleaños.
16. Llora cuando diga que no le alcanza para un Mercedes.
17. Pregúntale porqué usaron otro modelo, y no el Volvo real.
18. Enojate cuando no sepa porqué
19. Pídele que te enseñe sus boxers.
20. Sonríe cuando llame discretamente a seguridad.
21. Pregúntale cómo su super-veneno embarazó a Bella.
22. Pregúntale ansiosamente si van a tener múltiples escenas de sexo en Breaking Dawn entre él y Kristen. (WTF?)
23. Llámalo Edward en su cara.
24. Pregúntale si le gustan los gritos de las fans.
25. Pregúntale cómo estuvo su baño con Harry.
26. Pregúntale si la Gripe Española duele.
27. Recuérdale su baño con Harry… OTRA VEZ…
28. Pregúntale si le salió un moretón cuando se cayó de la cama mientras besaba a Kristen.
29. Pregúntale cómo fue besar a Kristen.
30. Pregúntale de que color son los boxers que esta usando.
31. Pregúntale si usa el maquillaje de Edward para impresionar a las damas.
32. Pregúntale cuantas veces tuvo que ir al baño después de la Comic-Con.
33. Recuérdale que se tomó su peso en agua ese día.
34. Pídele un abrazo.
35. Rápidamente pasa tus dedos por su cabello y luego corre.
36. Pregúntale que le gusta más, ser un brujo ó un vampiro.
37. Finge estar sorprendida cuando te corrija porque es mago, no brujo.
38. Dale un alce gigante en su cumpleaños.
39. Oféndete cuando intente regresártelo o dejarlo en libertad.
40. Pregúntale cómo se siente ser el hombre más deseado sobre la faz de la tierra.
41. Pregúntale antes de que pueda contestar, si le gusta la esclavitud.
42. Pregúntale si recibió una advertencia del Michael Angarano (el novio de Kristen) antes de empezar a filmar.
43. Pregúntale si saldría con J.K.Rowling y con Stephenie Meyer.
44. Cuando diga que no, dile que odia a sus creadoras.
45. Pregúntale si alguna vez ha bebido sangre.
46. Despacio hazte para atrás cuando este diciendo que no.
47. Pídele que se case contigo.
48. Díle que tienes 14.
49. Llora cuando te diga que no se casará contigo y que no le gustan los niños.
50. Pega un recadito en su carro que diga que él es la novia de Jacob.

Aún sin sentido, sin razón ni pensamiento, aún sin saber por qué te amo o por qué te pienso... pero sé que existes, y que eres mi sueño.

World of Narue ♥♥


Mikoru (Haruhi Suzumiya forever)

El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional.

martes, 30 de marzo de 2010

miércoles, 24 de marzo de 2010



Chandelle... uh nena ya sabes lo que pienso de vos!

martes, 16 de marzo de 2010

Acá, 21:42 hs de la noche (sé que la máquina esta de mierda va a poner cualquier hora). Nada, ya sé que te dejé abandonado y bueno... (se me ocurren demasiadas excusas, estoy tranquila, se ve que no hice nada trascendental SALVO COMPRARME EL RELOJ DE FULL METAL y descubrir una pasión fullmetalistica que nunca creí posible (otra mentira, desde que vi una imagen de full dije "uh, esto esta piola") bueno, nada, eso. Estoy re cortada wichiwichi... Dios alabe al dios Chanchi, y esa es mi última palabra.

sábado, 6 de marzo de 2010

martes, 2 de marzo de 2010

video

Cande ♥♥


¿Qué puedo decir de vos? Que estás loca. Pero yo también así que no tiene mucha importancia. ¿Qué sos una obsesiva de FULL METAL? Sí, pero yo igual con Harry. Bueno, ¿no ves que tenemos MUCHAS cosas en común? Sabes, no sé qué haría sin vos, nadie quien me moleste y nadie a quien molestar con cosas tontas que sólo nosotras entendemos. Porque cuando encuentres dos dragones me presentas a uno, no? Y nos vamos a ir a acampar en invierno y vamos a ver las estrellas, que nadie más va a ver porque las nuestras son multicolor. Y le vamos a decir a Lucía de hacer una fogata con sus tomos de anime a Ver qué cara pone (y luego corremos como unas locas antes de que nos mate) y vamos a usar repelente contra guliano y otros tipos de bestias adolecentes xD. Y eso, que te amo y que sos la personita que más quiero, la única que ve este blog y le deja comentarios y la persona que más quiero que lo haga, porque sos lo más. Y TE QUIERO MÁS QUE A HARRY POTTER!! ♥♥

viernes, 26 de febrero de 2010

Dumbledor era gay??


Yo estaba tranqui en la computadora metiendome en páginas de harry potter (para cambiar un poco el menu) y me encontre con esto DUMBLEDOR ES GAY Y LO DIJO JK. no podía creerlo, pero como que me cerró un poco todo, osea ek siempre fue rarito oeri esi es dulce y como es una gran persona (ya sé, no existe, no me lo recuerdes)o era, eso no tiene NADA de malo y no cambia NADA lo que es para mí ♥

Dejo la nota:
La novelista británica J.K. Rowling ha sacado sacó del armario a uno de los principales personajes de la exitosa serie literaria de Harry Potter, al decir a sus seguidores en Nueva York que el mago Albus Dumbledore, director de la escuela Hogwarts, es homosexual.
Durante su primera gira por Estados Unidos en siete años, Rowling ha confirmado en el Carnegie Hall lo que algunos aficionados habían sospechado, que ella «siempre pensó que Dumbledore era homosexual», informó el sitio en Internet E! Online.
Rowling dijo que Dumbledore se enamoró del encantador mago Gellert Grindelwald, pero que cuando Grindelwald se interesó más por las artes oscuras que por el bien, Dumbledore quedó «terriblemente desilusionado» y fue a destruir a su rival. Ese amor, afirmó la novelista, era la «tragedia secreta» de Dumbledore.
«Enamorarnos puede cegarnos hasta cierto punto», sostuvo. La audiencia quedó en silencio tras la revelación, pero luego estalló en un aplauso. Rowling, de 42 años, dijo que si ella hubiese sabido que esa sería la respuesta, habría revelado antes sus pensamientos sobre Dumbledore.
Los seguidores de Potter en el sitio de Internet www.the-leaky-cauldron.org se mostraron divididos ante la noticia: algunos no estaban seguros de si Rowling daría marcha atrás sobre el anuncio, otros decían que era innecesario y algunos agradecieron los datos adicionales sobre Dumbledore.
«Esto es incluso más maravilloso porque agrega una nueva dimensión al personaje de Dumbledore, que ya es tan rico y complejo. Espero que se haya recuperado de Grindlevald (sic) y se enamorara nuevamente», escribió Amanda.
Rowling dijo que ella había leído el guión de la adaptación al cine del sexto libro de la serie, Harry Potter y el misterio del príncipe, y corrigió un pasaje en el que el mago recordaba amores pasados al tacharlo y escribir «Dumbledore es homosexual» sobre el texto.

miércoles, 24 de febrero de 2010


Lucius:uhhhmmm, si, ahora somos buenos.
bebé Draco:muerte sangre suci...
Narcissa:cállate cariño.

Harry Potter ♥


¿Cómo nació mi amor por Harry Potter? Es una larga historia muy aburrida y... NO TE VAYAS QUE TE LA CUENTO! Yo sé que no tenés otra cosa que hacer así que te ato a la silla (atando), listo ahora empiezo:

Cuando vi HP1 tenía seis años y mucho no la entendí (estaba muy ocupada jugando con un sable verde que me habían comprado esa tarde) y papá se la durmió completita.

La segunda la vi sentada en la mesa mientras mi mamá se arreglaba las uñas (grité como una loca en la parte de las arañas).

La 3 fue la primera que vi en el cine y desde ahí todas al cine loco!! Fui con mi prima que resulta que ya la había visto pero la boluda no dijo nada. Me acuerdo que esa tarde nos habíamos peleado por quién era Hermione y yo le había dicho (no tenía idea pero bueno) que Harry se iba a enamorar de otra así que medio la calmé.

La cuatro Estaba chocha porque era para mayores de 13 y yo había ido igual. Un poco de miedito tuve pero no dije nada. No había leído ningún libro y pensaba que ya era demasiado tarde, que ya era muy grande y había visto DEMASIADAS películas.

Bien, entonces vino mi cumpleaños y ¿qué pedí yo? Sí, me animé y pedí HP y la piedra filosofal. (por suerte no me acordaba un pomo de ninguna película porque les había prestado MUCHA atención). Me lo leí en un día. El 2 y el 3 en dos y todos los demás en una semana (salvo el 7 que fue como COMPLICADITO).

No salían más libros y yo estaba como MAS MAS MAS y en dos días tenía en mi computadora todas las fotos habidas y por haber de Harry Potter y me conocía a los actores (toda re obsesión yo) y quería MÁS. Entonces me metí en una página buscando una imagen y descubrí el amor del amor. Descubrí harrypotter.lsf.com.ar que fue mi salvación.

Historias hechas por otras (y otros aunque poquitos), todas obsesionadas como yo que querías MÁS (eso lo dije, no?). Y me pude calmar y me metía todos los malditos días siguiendo una historia.

Después del 7 pensé que todo había pasado, dejé de entrar a esas páginas y borré las imágenes. Superado, me dije (boluda yo). Entonces salió el trailer de la 5 y me puse a gritar como una loca. La compu todavía estaba en el living así que mi mamá vino a ver qué me pasaba. Pobre el susto que se debe haber pegado. (Imagen de mamá: la chica dándose aire mientras salta sobre la silla, la voy a retar por eso, y no deja de decir ayayayayayyaya. Señala la pantalla). Cuando supo qué pasaba me miró rarito y se fue.

Luego llegó Crepúsculo y medio como que me olvidé (osea seguía medio medio, pero EDWARD!!). Pero cuando leí el cuarto de Meyer se me pasó (osea medio medio pero no va a volver lo que era antes: salvo que vea YA el trailer de Eclipse xD). Quise guardar las historias que amé, para tenerlas y me volví a enganchar con Harry.

Y llegó mi amor por Draco/Hermione que no me lo saca nadie y cuando mis hijos digan que yo estoy poca porque les puse Drakito y Hermione (mi mente retorcida) yo los voy a seguir amando, porque Harry Potter es mi mundo, sé más de Hogwarts de lo que sé de Argentina (ni siquiera me acuerdo las fechas patrias) y ESO. Mis papás ya no me aguantan, cuando empiezo la frase con Harry Potter esto... se van disimuladamente (corren hacia la salida más cercana).

Terminé, me voy... Ah sí, ya te desato. Volvé pronto!!

HARRY POTTER Y SLYTHERIN SON LA ONDA!

martes, 23 de febrero de 2010

Chanchi ♥



Yoo quiero eso con Angelo!! Aunque (obviamente) con el uniforme de Slytherin, sino lo saco a patadas de mi casita y que vaya a ver si los leoncitos lo quieren adoptar xD.
No tenía bien en claro si estaba a favor de la muerte de las sangres podridas y los simplones muggles, o si todo aquel asunto le era totalmente indiferente. Sea como fuere, él no tendría que ensuciarse las manos matando o defendiendo, porque su postura era aún más inteligente que la de tomar partido. Sí, él no tomaba partido, estaba más allá del bien o del mal, o mejor dicho entre medio. Draco Malfoy hijo del reconocido mortífago Lucius Malfoy, a diferencia de su padre, lo único que quería era salvarse el culo. Como ya lo había reconocido, aquella era su primordial prioridad.

lunes, 22 de febrero de 2010

Por fin pude usar mi maldito escaner (de la forma correcta)... bueno eso.
La muchacha caminaba por el centro del camino, sin importarle otra cosa que el final. El sol parecía quemar su piel morena, el viento era caliente y la temperatura parecía aumentar a cada paso. Observó el bosque, desprovisto de todo fruto, y recordó, nostálgica, la época en que las hadas jugaban en los árboles y regalaban coronas de flores a los viajeros.

viernes, 19 de febrero de 2010

Darling Potato Darling



Potato Sisters

Las aventuras de Huckleberry Finn/ Mark Twain

No sabes quién soy como no hayas leído un libro titulado Las aventuras de Tom Sawyer, pero eso no importa. Ese libro lo hizo el señor Mark Twain, y él dijo las verdad poco más o menos. Exageró algunas cosas; pero, en general, dijo la verdad. Eso no es nada. Jamás he conocido a nadie que no mintiera alguna vez.

Hoy lo vi. Apareció de repente, sin ser llamado. Sólo volteé y ahí estaba él, sonriéndome incómodo. Todos nos miraban, no podíamos hablar como antes. Nos comunicamos de forma silenciosa. Pedimos a gritos poder estar juntos. Solos. Y en cuanto hubo una posibilidad no lo dudamos. Salimos derechitos y sin mirar atrás. Cuando lo logramos por fin pudimos respirar. Por fin pudimos decir en voz alta lo que nuestros corazones sentían. Fue tan lindo tenerlo ahí. Y cuando callamos, demasiado sumergidos en otras cosas, su presencia me reconfortó. Apoyé mi cabeza en su hombro y no hicieron falta más palabras. Y cuando se quedó conmigo quise llorar de felicidad. Había renunciado para estar conmigo. Su sonrisa iluminó mi día y mi noche. Lo vi dormir, demasiado exhausto como para mantener los ojos abiertos. Cuando abrió los ojos después de unos minutos yo lo seguía mirando. Pude ver en su mirada lo alagado que estaba por eso. Había llegado la hora de despedirnos. Todos nos miraban otra vez, eso no se nos escapó. Nos saludamos como si no hubiese pasado nada. Enterramos en mi habitación los secretos de esa tarde. Y se fue como había llegado, de repente y sin ser llamado.
Todo está oscuro. Fuera es de noche y dentro tengo un mar de confusión. Un mar con olas negras que arrasa todo pensamiento feliz y tranquilizador que encuentra en su camino. La culpa por hechos pasados me corroe las entrañas. Hechos que han sido olvidados y perdonados hace mucho tiempo, pero que siguen persiguiéndome hasta en mis más oscuras pesadillas. Tengo miedo y no sé a qué temo. Temo a esa opresión en el pecho que me impide respirar. Temo a que, igual que todo lo demás, yo también sea olvidada. Y ya no quiero dormir, ya no quiero comer, para no alimentar mis penas y mis culpas, para que todo termine de una vez por todas. Y por último te temo a vos. Sí, a vos. No, no mires hacia atrás, eres tú. Le temo a tus pensamientos ofensivos, a tus conclusiones apresuradas, a tu odio injustificado. A esos desconfiados ojos con los que todos miran a todos.

jueves, 18 de febrero de 2010


Las Brujas/ Roald Dahl

- Cariño -dijo ella al fin-, ¿estás seguro de no te importa ser un ratón por el resto de tu vida?
- No importa en absoluto -afirmé-. Da igual quién seas o qué aspecto tengas mientras alguien te quiera.

Te sientes suspendida en el aire, como si el tiempo no pasara. Y al mismo tiempo sientes que pasa muy rápido. Sólo basta un segundo para caer y percatarse de que todo pasó y no te diste cuenta. Tu cara, choca contra el suelo y ya no quieres levantarte. Y los días siguen pasando. No puedes abrir los ojos, ni siquiera lo intentas. Las lágrimas caen y forman un charco, luego un lago, un río y finalmente un mar. Un mar que te mece lentamente, para que duermas. Y en sus profundidades se esconde el peligro, las criaturas que no van a dudar en tragarte entero. Y cuando por fin despiertas ya no hay tierra, ni personas. Sólo agua. Y estás sólo.

miércoles, 17 de febrero de 2010

Ausencia / Jorge Luis Borges

Habré de levantar la vasta vida
que aún ahora es tu espejo:
cada mañana habré de reconstruirla.
Desde que te alejaste,
cuántos lugares se han tornado vanos
y sin sentido,
iguales a luces en el día.
Tardes que fueron nicho de tu imagen,
músicas en que siempre me aguardabas,
palabras de aquel tiempo,
yo tendré que quebrarlas con mis manos.
¿En qué hondonada esconderé mi alma
para que no vea tu ausencia
que como un sol terrible, sin ocaso, b
rilla definitiva y despiadada?
Tu ausencia me rodea como la cuerda a la garganta,
el mar al que se hunde.

No es que no quisiese ver a mis amigas pero mientras se acercan siento como las emociones se agolpan en todas las partes de mi cuerpo, siento temblores en mis manos, como si mi mente no fuese capaz de cargar con el peso emocional que debo controlar y no entiendo que sucede.
Yo las abrazo fingiendo una gran cantidad de emociones que no siento, o por lo menos el dolor reciente es tan grande que opaca mucho de mi vida…
El silencio es desesperante y nadie parece dispuesto a cooperar, todos parecemos muchas veces a punto de decir algo que al arrepentirnos disimulamos mirando hacia cualquier lado…, destruyéndonos mutuamente las esperanzas.
Lástima…, lo que me faltaba ¿será eso?, o sea, ¿quiénes de esta gente son realmente mis amigos?, para ser sinceros creo que nunca se me ha retribuido lo que hago, yo me desvivo por la gente, me quedo horas enseñándoles, dedico horas en las que yo me abandono por sacarles sonrisas y de más…no es que tuvieran que retribuirme, mal que mal, dicen que uno no debe esperar nada de la gente, sólo quererles, pero es difícil cuando luego de todo el esfuerzo a uno le abandonan…
¿Será que tengo alguna esperanza con las personas?, mi vida social es nula, aunque a veces quiera creer que no es así, si lo es, porque la gente que se acerca para pedirme ayuda en materias en realidad no son amigos, ni conocidos, ni nada, son aprovechadores, y ¡lo sé!, eso es lo peor.Aún así me ayudan a sentirme menos sola, a fingir que converso con personas y que soy alguien ocupada. Alguien que en realidad cree tener unos amigos que no estuvieron cuando los necesité y ¡yo siempre he estado! ¿Por qué ellos si tienen más amigos/as y yo no si estamos en el mismo colegio y tenemos el mismo tiempo? ¿Será que la que está mal soy yo? ¿Será que tengo algo que aleja a la gente?

Quiero dormir y no puedo. No es porque no tenga sueño, justamente eso me sobra, pero ahora que por fin encontré una forma de expresarme no puedo hacerlo. Mi cuerpo me pide por favor que siga escribiendo, mi mano no responde, está poseída, duele tanto que ya no duele ¿Es eso posible? Tanto tiempo guardándome todo para mí misma, cosas que no quería, no podía contar, y ahora confío plenamente en esto. Pongo mi corazón y mi mente en el papel, voy tatuando lentamente mi existencia en este mundo (muy metafórico ¿no?). Pero me voy a dormir. Tengo que dormir, aunque no me atrae la idea, y conociéndome, antes de dormir, que es cuando me surgen las grandes ideas, voy a pensar en algo para escribir y hasta que no lo haga no voy a parar. Mis dedos tiemblan … yo sigo con mi pluma en la mano, mi mejor amiga, mi amor prohibido, que transmite todo lo que pienso lo más rápido que mis manos lo permiten. Y es que no quiero perder esto, no quiero que el hilo de mis pensamientos se corte y se quede en… nada.